Home > Policiales > Corrientes: empleado de un kiosco evitó un asalto usando un escurridor

Corrientes: empleado de un kiosco evitó un asalto usando un escurridor

El joven tomó lo primero que pudo y se defendió del intento de robo. Recibió un golpe en la cabeza, pero las heridas son leves.

Un joven empleado de un kiosco en el barrio libertad fue atacado anoche por un hombre armado. Sin embargo, el kiosquero logró golpearlo con el puño para luego sacarlo del local usando un escurridor para golpearlo.

El hecho ocurrió alrededor de las 23 horas, momento en que la mayoría de los locales comerciales que funcionan en todo momento, cierran sus rejas frente a la creciente inseguridad y se dedican a atender por las rendijas.

Ricardo, el joven que se convirtió en héroe en un impulso y que cubre el turno de la tarde noche, explicó a El Litoral  cómo fueron los hechos: “eran dos chicos de entre 20 y 22 años, yo estaba cerrando las rejas cuando justo se acerca uno a comprar algo y lo hago pasar”.

El asaltante hizo el amague de abrir una de las heladeras del local, ubicado en Jujuy y San Martin, para luego abalanzarse sobre el empleado con un revolver en la mano y exigirle que le entregue “todo”.

“Se me acercó lo suficiente para agarrarme el brazo izquierdo, entonces con mi mano libre lo golpeé en el rostro, lo que lo hizo tambalear”, explicó Ricardo y luego indicó que, en ese momento, el delincuente lo golpeó en el costado izquierdo de la cabeza con la culata del arma de fuego.

Después de eso, el malviviente tropezó con unos cajones mientras el empleado tomó lo primero a su alcance, un escurridor, para sacarlo a golpes de la tienda. Finalmente, cerró con llave las rejas y dio aviso a la Policía.

El héroe involuntario expresó que tuvo mucha suerte porque la situación no pasó a mayores y que actuó por impulso. “Recién cuando pude sentarme, antes de llamar a mi jefe, vi toda la sangre que goteaba de mi cabeza y me di cuenta que la saqué barata”, expresó.

El chico ya declaró en la comisaría y también fue revisado por el personal médico, que aseguro que las heridas recibidas son leves.

“No quise hacerme el héroe, nunca me imaginé estar en una situación así”, indicó y agregó que “lamentablemente esta inseguridad es algo que se ve día a día”.

FUENTE: DIARIO EL LITORAL

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: