Home > Nacionales > Coronavirus: bullying contra los médicos

Coronavirus: bullying contra los médicos

Junto con los aplausos de las 9 de la noche, hay actitudes y exigencias discriminatorias en edificios de viviendas y negocios.

Un consorcio del barrio de Belgrano intimó a una médica del edificio a que no circule ni permanezca en espacios comunes, bajo amenaza de perseguirla penalmente. La noticia, que circuló largamente durante todo el día, no es aislada. La discriminación encontró nuevas formas para expresarse. Haber contraído la covid-19, ser sospechoso de poder contagiarse, ser extranjero o trabajar en el sistema de salud son hoy las razones que esgrimen consorcios y vecinos indignados para escrachar, maltratar, perseguir y amenazar. Desde que se inició el aislamiento social obligatorio, más de la mitad de las consultas recibidas por el Inadi fueron denuncias por alguna situación discriminatoria en relación al coronavirus.

“Atento al ALTO RIESGO CREADO por su actividad se ha comunicado a la autoridad correspondiente la situación de riesgo generada al edificio y que, hasta tanto se tome otra medida, SE LA INTIMA A EVITAR EL TRÁNSITO Y PERMANENCIA EN ZONAS COMUNES así como tocar elementos tales como picaportes, barandas de escalera, acceder a terraza y demás elementos que ATENTO LA GRAVEDAD DE LA PANDEMIA PONGAN EN RIESGO A QUIENES HABITAN EL EDIFICIO”. La nota de un consorcio de la calle Amenábar al 1500, barrio de Belgrano, estaba dirigida a una médica del edificio. “En caso omiso se le imputarán los delitos u omisiones en los que usted recayera”, seguía la nota. Aunque sorprenda, aunque indigne, el relato no es una rareza. Mientras hay mucha gente que aplaude a quienes trabajan en el sistema de salud, están aquellos que los consideran una amenaza. Todo al mismo tiempo. En Mar del Plata, Marcela Gabioud sufrió una gastroenteritis viral, pero en el marco de esta pandemia que alimenta fantasmas, sufrió agresiones y amenazas por parte de un vecino. “Desde el 18 de marzo estamos en aislamiento con mi hijo porque volvió de viaje desde el exterior. Lo llevamos con absoluta responsabilidad porque entendemos que lo que pasa es grave. No salimos ni al pasillo (vivimos en un ph)”, relató. A los diez días amaneció con fiebre y diarrea, y después de hacer las consultas pertinentes, por estar con una persona que había llegado del extranjero el SAME fue a buscarla en ambulancia. La situación fue muy difícil, “sobre todo porque tengo un vecino que es una mala persona, y ya había estado quejándose a los gritos en la puerta del pasillo sobre cómo no avisamos que mi hijo había venido de viaje, cuando no compartimos ni pasillo ni nada y es el mismo que hace año y medio me amenazó con quemar mi casa y mi auto”. Finalmente le diagnosticaron gastroenteritis y a las pocas horas de volver a la casa el mismo vecino “apareció otra vez a los gritos pidiendo explicaciones de por qué estaba en mi casa y certificado médico de mi estado de salud. ¡Qué caradurez!”, contó. Por estos días analiza hacer la denuncia en el área de derechos humanos de su ciudad.

You may also like
Gustavo Valdés: “El uso del barbijo será obligatorio en toda la provincia”
Robo en San Cosme: secuestraron un auto y detuvieron a una mujer
Corrientes detectó los dos primeros casos de la variante Delta: en Santo Tomé y Capital
Más renuncias a disposición del Presidente Alberto Fernández: son 12 los funcionarios del gabinete

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: